PROYECTO EDUCATIVO

 

I.PRESENTACIÓN

Nuestro Colegio quiere entregar el presente documento a la Comunidad San Agustín como la definición de los sustentos básicos que nos componen. Esta versión se presenta a dos años de haber comenzado este gran proyecto. Considerando diferentes documentos ya redactados y todas las experiencias vividas en años que no han sido fáciles, considerando el inicio de una pandemia que cambió el paradigma de educación en el mundo y la manera en que debemos enseñar. Este PEI responde a los principios de la Iglesia Católica y la Pedagogía Kentenejiana como eje conductor de nuestro quehacer educativo. En cuanto a lo curricular su base es fundada en el Ministerio de Educación de Chile y sus adaptaciones tienen relación con el Marco Común Europeo en el área de la enseñanza del Inglés y organizado de manera que se generen aprendizajes significativos y transversales.

Este documento es aprobado por representantes de la comunidad educativa, el equipo directivo y directorio de nuestro colegio y lo deja a disposición de las familias que pertenecen a nuestra comunidad y a quienes quieran conocerlo. Su vigencia dependerá de la evolución y paso del tiempo y queda a disposición de ajustes necesarios.

II. FUNDAMENTOS

Nuestro colegio adhiere como fundamento pedagógico de su gestión al pensamiento del Padre José Kentenich, en quien encuentra la fuente inspiradora que orienta las líneas pedagógicas curriculares por las cuales el colegio opta. La persona está en el centro de nuestro PEI. En nuestro colegio cada alumno es percibido como una persona única e irrepetible, que a través de su vida se logra conocer, aceptar y desarrollar a partir de sus fortalezas y debilidades, cultivando los dones recibidos y aportándolos para servir a la comunidad. El colegio reconoce a los padres como los primeros responsables de la educación de sus hijos, por tanto, una tarea importante es el trabajo conjunto, por lo que buscamos colaborar con ellas en la formación de sus hijos, así como crear instancias de reflexión para que los padres revitalicen su misión educadora.

III.PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS

Para poder dar respuesta a las necesidades sociales, formar personas con pensamiento crítico y una visión humanizadora, optamos por guiar nuestro quehacer con en el Modelo Pedagógico Kentenejiano. En esta visión lo central es la capacidad de amar que tiene el ser humano, para de esta forma lograr vínculos sanos y profundos. José Kentenich señaló cinco pilares que debían caracterizar la pedagogía de Schoenstatt: Lo primero que tengo que desarrollar es la Pedagogía de la Confianza. Que se vive a través de entender y escuchar al otro. Donde el otro se siente escuchado, aceptado y respetado en su originalidad. Se parte de la base en que el otro actúa de buena fe, y el sentir confianza le permite sentir la libertad de ser uno mismo.

Al confiar en el otro, debo vivir la experiencia de querer al otro, y entonces hablamos de la Pedagogía de Vinculaciones. El hombre crece sano cuando posee relaciones sanas, se siente querido y aceptado con sus debilidades y fortalezas. Los vínculos con las personas, los lugares, a las ideas y principalmente a Dios se deben cultivar a lo largo del tiempo, porque me permite crecer en un ambiente seguro. Para poder educar me tengo que detener donde está el otro y así surge la Pedagogía del Movimiento. La cual es dinámica y está cambiando constantemente. El que cada persona quiera crecer y aprender, debe surgir de su propio interior, esto requiere de paciencia y comprensión, por parte del que acompaña. Por este motivo esta pedagogía nos anima a despertar en nosotros mismos y en el educando motivaciones que muevan a decisiones y convicciones propias.

En este modelo todos debemos aspirar a grandes metas acorde a lo que cada uno es, de ahí surge la Pedagogía del Ideal, estimular a los alumnos a entregar lo mejor y el máximo potencial que puede dar cada uno, no poner techos ni límites. Busca conseguir la “mejor versión” de uno mismo, a partir de la misión que Dios creó para cada uno de nosotros. Para poder desarrollar su mayor potencial, es necesario una atmósfera motivadora tanto del colegio como de la familia. Para poder sacar lo mejor del otro, debo recurrir a la gracia de Dios que nos acompaña en el camino de educarnos, a eso llamamos la Pedagogía de la Alianza. Es decir que, para poder crecer, nos necesitamos y necesitamos a Dios ente nosotros.

IV.PROYECTO CURRICULAR

El proyecto curricular del Colegio San Agustín se basa en el desarrollo de diferentes metodologías innovadoras y así, diferenciarnos de la clase tradicional, expositiva y unilateral que suele desarrollarse en nuestro sistema educativo. Es por esto, que en nuestras clases los alumnos son los protagonistas del aprendizaje y son ellos quienes deben resolver problemas, responder y formular sus propias preguntas, discutir, explicar, debatir y crear. Lo que nos permite la inclusión de los alumnos con necesidades educativas, debido a que se respetan los ritmos personales y al ser flexible nos permite realizar adecuaciones curriculares acorde a sus necesidades. Características de nuestro proyecto educativo y metodologías aplicadas:

  1. Aprendizaje activo
  2. Aprendizaje colaborativo
  3. Aprendizaje reflexivo

Aprendizaje activo: Si de algo tenemos certeza, es de que los niños y adolescentes no son como los de antes. Son individuos enérgicos, complejos, y con mentalidad dinámica. Es por esto, que la primera de las características de nuestro proyecto es la actividad. Es decir, que sus bases son la motivación, atención y participación del alumno. Uno de los focos de nuestro modelo de clases, es que los alumnos se motiven frente al aprendizaje. Esto se da siempre y cuando se prioricen las características de los alumnos, sus estilos de aprendizaje e intereses, pudiendo así participar de cada momento de la clase como protagonista.

Aprendizaje colaborativo: Los alumnos requieren de estimulación e inspiración en su aprendizaje. Quieren trabajar y colaborar en equipo integrando diferentes herramientas y tecnologías que potencien sus actividades. Es por esto, que la colaboración se presenta como un punto esencial en el desarrollo de las actividades.

El trabajo colaborativo permitirá a los alumnos reconocer sus diferencias individuales, potenciar su desarrollo interpersonal. A su vez, permite que el estudiante se involucre en su propio aprendizaje y contribuya al logro del aprendizaje del grupo, lo que le da sentido de logro y pertenencia y aumento de autoestima. Y claramente, aumenta las oportunidades de recibir y dar retroalimentación personalizada.

Aprendizaje reflexivo: Hoy, necesitamos que los alumnos sean capaces de pensar críticamente, ya que esto los ayudará a cuestionarse, interpretar este mundo, buscar soluciones innovadoras a problemáticas que se van presentando. Así mismo, desde la creatividad y la acción, estos podrán desarrollar las herramientas adecuadas para enfrentarlo. En nuestro colegio, nuestras actividades están pensadas para que los alumnos no sean receptores de contenidos y conceptos aislados, sino que, mediante la exploración, la experimentación y el aprender desde lo concreto, puedan generar espacios de aprendizaje con sentido y significado.

V.ENFOQUE CURRICULAR

  1. Curriculum transversal:

Trabajamos en base a un currículum transversal, en el cual, las ciencias son nuestra columna vertebral. Esto quiere decir, que los contenidos y habilidades que se esperan en cada una de las asignaturas se alinean de manera que tomen significado y sentido para los alumnos y no sean trabajados de manera aislada generando así desinterés y selección de los aprendizajes. La transversalidad busca mirar toda la experiencia escolar como una oportunidad para que los aprendizajes integren sus dimensiones cognitivas y formativas, por lo que impacta no sólo en el currículum establecido, sino que también interpela a la cultura escolar y a todos los actores que forman parte de ella. (MINEDUC, 2019)

  1. Desarrollo de habilidades acordes al siglo XXI

Los niños y adolescentes hoy son individuos enérgicos, dinámicos, con mentalidad tecnológica, niños que tienen acceso a mucha información, curiosos, con baja tolerancia a la frustración, acostumbrados a la inmediatez, niños que necesitan mucha contención emocional después del encierro vivido producto de la pandemia. Estos requieren de estimulación e inspiración en su aprendizaje, tener una guía y un modelo a seguir. Quieren trabajar y colaborar en equipo integrando diferentes herramientas y tecnologías que potencien sus actividades. En resumen, tienen tantas expectativas de sus profesores como de ellos mismos.

Es por esto, que debemos prepararlos desarrollando las habilidades propias del siglo XXI (creatividad, innovación, pensamiento crítico, resolución de problemas, comunicación, colaboración, razonamiento cuantitativo, pensamiento lógico, autorregulación, determinación, perseverancia), en donde estos sean capaces de crear, innovar, pensar críticamente, resolver problemas, comunicarse y colaborar. Además, aprender a manejar diversas tecnologías, medios de comunicación e información. Pero, todo esto debe ir siempre trabajado en conjunto con los valores de la confianza, responsabilidad y respeto, los cuales son pilares de la Pedagogía Kentenijiana (MPK), pedagogía que nos inspira para formar personas libres, íntegras, líderes que influyen en su ambiente, capaces de poner al servicio de los demás todas sus capacidades, con una fuerte conciencia social, amor a su país y consciente de su valor y vocación personal.

Hoy, necesitamos que los alumnos sean capaces de pensar críticamente, ya que esto los ayudará a cuestionarse, interpretar este mundo, buscar soluciones innovadoras a problemáticas que se van presentando. Así mismo, desde la creatividad y la acción, estos podrán desarrollar las herramientas adecuadas para enfrentarlo. En nuestro colegio, nuestras actividades están pensadas para que los alumnos no sean receptores de contenidos y conceptos aislados, sino que, mediante la exploración, la experimentación y el aprender desde lo concreto, puedan generar espacios de aprendizaje con sentido y significado.

Programas que sustentan nuestro proyecto y enfoque curricular:

  1. Plan de lenguaje enfocado en los ejes claves del currículum nacional, el cual considera trabajo diferenciado en el área de fluidez lectora y lectoescritura.
  2. Una de nuestras metodologías aplicadas de manera transversal en nuestro quehacer pedagógico, es STEAM. Esta contempla las ciencias, la tecnología, la ingeniería, las artes y las matemáticas, de manera en que los alumnos se enfrenten a actividades y proyectos multidisciplinarios en los cuales tienen que resolver retos y desafíos aplicando habilidades y conceptos de estas.
  3. Nuestro colegio contempla planes y programas propios de Inglés. Estos tienen como base CEFR (Common european framework of reference for lenguage), el cual organiza curricularmente la adquisición de Inglés como segundo idioma. Este es un pilar fundamental en el desarrollo de nuestro proyecto, considerando la importancia del inglés en el mundo en el que vivimos.
  4. Como actividades extraprogramáticas, nuestro colegio contempla las ECA. Estas instancias esperan desarrollar y potenciar habilidades específicas en nuestros alumnos. Dentro de ellas, están actividades deportivas, artísticas, académicas y tecnológicas.

Nuestros 4 pilares fundamentales

Familia

Concepto de familia como valor fundamental.
Apoderados protagonistas de la educación.

Metodología de aprendizaje

Implementación de Metodologías Innovadoras.

EE Plan: English Excellence

Enfoque en inglés de excelencia.

Deporte y aire libre

Incentivar actividades al aire libre.
Aprovechar entorno outdoor.

Reglamento de convivencia escolar

Descarga a continuación nuestro Reglamento de Convivencia Escolar (RICE)

COLEGIO SAN AGUSTÍN DE CHILLÁN REGLAMENTO INTERNO Y DE CONVIVENCIA ESCOLAR 2024.docx

 

Protocolo accidentes escolares

Revisa a continuación nuestro protocolo en caso de tener accidentes escolares

Reglamento de Evaluación y Promoción

Revisa el Reglamento de Evaluación a continuación